©2019 domblasco.com. All Rights Reserved. |Aviso Legal | Política de Privacidad |

SUEÑO DE FACIO

 

50% Garnacha

50% Petit Verdot

 

Un año en tinajas de arcilla, 6 meses de crianza en barricas de roble francés y al menos 12 meses en botella.

CARACTERÍSTICAS TÉCNICAS

DOMBLASCO

 

100% Garnacha

 

Un año en tinajas de arcilla

CARACTERÍSTICAS TÉCNICAS

 

 

VINOS

La vendimia de los vinos de nuestra Bodega se realiza entre la segunda quincena de septiembre y primera de octubre. Se hace de forma manual, a primeras horas de la mañana, recogiendo la uva en cajas que no superan los 20 Kg. Estas son trasportadas a la bodega,  situada junto a la viña, y se mantienen en la cámara frigorífica a unos 4 ºC, durante al menos 24 horas. Posteriormente pasan a la despalilladora a través de una cinta de selección del fruto. Mediante este proceso sólo pasan a la despalilladora los racimos que se consideren adecuados, retirándose los que no estén en condiciones (inmaduros, podridos, etc) así como las hojas.

 

Con el despalillado se consigue la pasta libre de raspones, que son eliminados con este proceso, y aquélla es elevada, mediante una bomba, a los tanques de fermentación. Dado que la pasta se encuentra a una temperatura muy baja para iniciar la fermentación, se produce en los tanques una maceración prefermentativa, mediante la cual se extraen los taninos, antocianos y demás compuestos aromáticos de la uva. Entre el cuarto y sexto día, se inicia la fermentación alcohólica, manteniendo una temperatura durante este proceso que no supere los 25-30ºC. Esta temperatura la conseguimos mediante un sistema de refrigeración automática de los tanques a través de una camisa externa por la que circula agua fría, procedente de un depósito adyacente que es enfriado por un grupo de frío.
 
La fermentación alcohólica dura de unos 7 a 10 días, durante los cuales se mantiene la pasta en contacto con el mosto de forma uniforme mediante remontados diarios. El momento del descube viene determinado por el contenido residual de azúcar que se vigila con medida diaria de densidad, variedad de uva (se mantiene más tiempo en contacto con la “madre” las variedades que se van a dedicar a la crianza y las que tienen menos carga de taninos y antocianos, como la garnacha, que se va a dedicar a la crianza).
 
Tras el descube, el vino pasa a las tinajas de arcilla mediante la bomba de remontado, tanto el vino sin prensar como el procedente de un ligero prensado con una prensa manual.


En las tinajas de arcilla se mantiene sin sulfitar unos días, vigilando en este tiempo que realice la fermentación maloláctica. Tras un tiempo prudente se realiza un trasiego, extrayéndose las lías. A partir de entonces, una parte del vino pasa a las barricas de roble y otra se mantiene en las tinajas durante los meses de invierno y primavera. Al final de esta se embotella Domblasco, el vino joven, tras un proceso de estabilización por frío y filtrado. El “sueño de Facio” se mantiene en las tinajas hasta pasarlo a las barricas y posterior embotellado.